Toxina Botulínica

 

 

 

Toxina botulínica

Ayuda a suavizar o prevenir las arrugas de expresión de forma natural.

¿En qué consiste?

 

En inyectar toxina botulínica, una proteína cuyo efecto es paralizar temporalmente
la conexión entre el nervio y el músculo, disminuyendo su capacidad de contracción, relajándolo y haciendo desaparecer las arrugas
que se producen por ello.

Este tratamiento se suele combinar con rellenos, Mesoterapia, (Plasma Rico en Factores de Crecimiento), Radiofrecuencia e IPL
(Luz Intensa Pulsada), ya que así se consiguen mejores resultados.

 

Duración

Su efecto dura entre 3 y 6 meses (según la fuerza de la musculatura), a partir del tercer mes se empiezan a atenuar los resultados, los músculos empiezan a moverse  y las arrugas reaparecen.

Sesiones

El efecto comienza a aparecer a partir del tercer día, y el máximo efecto se alcanza entre los diez días y las tres semanas, según cada caso. Por lo que se aconseja retoque a las 2/3 semanas.

Resultados

No todos los pacientes presentan las mismas respuestas satisfactorias, en edad avanzada es mejor valorar otros tratamientos. Para un efecto natural es fundamental relajar y no paralizar.

Pida cita sin compromiso y descubrirá lo que es la auténtica estética avanzada.

CONTACTO